24 de marzo de 2015

Valín en Tajín I (Empire of the Sun en Cumbre Tajín)



Terminaron de tocar los aterciopelados y aprovechamos para acercarnos lo más que pudimos al escenario. Avanzamos hasta que fue imposible hacerlo más. Era un buen lugar. Sobre todo el mio. Mis dos amigos estaban una o dos filas más atrás.

 Escuché un par de voces femininas detrás de mi. Hablaban sobre los lugares. Una se quejaba de que un bato alto no la dejaba ver. Iban tratando de abrirse paso. Una de las dos se colocó justo detrás de mi.

 A esas alturas estabamos realmente apretados. Yo no podía siquiera voltear hacia atrás para ver a mis amigos. Estaba totalmente inmovilizado por la aglomeración, al igual que la muchacha anteriormente mencionada (a la que en lo sucesivo llamaré "la muchacha"), quien estaba totalmente pegada a mi espalda.

 La muchacha y su amiga (a la que en lo sucesivo llamaré "la amiga") platicaban. Me cayeron bien. No las había visto y no podía girar para verlas, pero me cayeron bien nomas de escucharlas. Me parecieron interesantes. Sobre todo la muchacha.

 Hubo movimiento de personas. Algunos empezaron a retirarse o a recorrerse para atrás algunas filas, escapando del aplastamiento. Una muchacha salió en brazos, desmayada. Como consecuencia, mis amigos, la muchacha, la amiga y yo nos reacomodamos quedando de la siguiente forma: yo adelante, la amiga junto a mi, la muchacha atrás de la amiga y mis dos amigos atrás de la muchacha. Ya no estabamos tan apretados.

Miré a la amiga. Era alta, quizá uno o dos centimetros más alta que yo. Era guapa. Su rostro me pareció un poco conocido. Tal vez la vi en la mañana en la zona arqueologica o en Papantlá, pensé. Entonces volteé hacia atrás para ver a la muchacha. La mire a los ojos. Eran grandes y de color café claro. Cabello castaño, piel clara. Medía entre 1.60 y 1.65. Me sostuvo la mirada y nos miramos a los ojos unos segundos.

 Regresé la mirada al escenario. Mierda, qué bonita es, pensé. Tengo que hablarle. ¿Qué le digo? Le voy a preguntar de dónde viene y si viene especialmente a ver a  Empire of the sun (cosa que en realidad ya había deducido yo por lo que había escuchado de su conversación con la amiga). Pero primero le digo hola. O no. O sí. O qué.

 En eso estaba, cuando ella se acerco al oído de su amiga, por el lado contrario al que estaba yo. Y le dijo "el que está junto a ti se me está quedando viendo... lo maté".

 Mis amigos estában atrás de ella. Era una posición ventajosa para mi. Me dirigí hacía ellos, haciendo un comentario gracioso. Ella sonrió. Y volvimos a cruzar miradas.

 Casi inmediatamente después, Empire of the sun salió al escenario. Nuevamente hubo movimiento de personas y como consecuencia mis amigos, la muchacha, la amiga y yo nos reacomodamos de la siguiente forma: la muchacha y su amiga adelante, yo atrás de ellas, y mis amigos atrás de mi. Una posición no tan ventajosa. Pero ya no importa, pensé. Entre canciones le iré sacando plática. 

 La observé bailar embelesado. Cantó las primeras canciones completitas. Y yo, pues cautivado. 

 Entonces valió verga. Tocaron we are the people. Y el vocalista se bajó a caminar por un espacio cercado que dividía por la mitad al público. Y valió verga. Todos empujaron hacía las vallas. Y la perdí de vista para ya no volver a encontrarla. 

 Nos fuimos de cumbre tajin alrededor de la 1 o 2 am. Yo seguía buscandola pero no la volví a ver. Dormimos tres horas en un hotel de paso y emprendimos el regreso a Guadalajara. Habíamos ido especificamente a ver a Empire of the sun. 

***

 No he podido dejar de pensar en ella. Traté de pensar en una forma de encontrarla. Pero ya me dí por vencido. 

 Sólo sé de ella que le gusta mucho empire of the sun. No sé cómo se llame, ni de donde sea. No le noté ningún acento. 

 Prometo ir a todos los conciertos que dé en el país Empire of the sun. Y a todas las ediciones de Cumbre Tajín. Tal vez así la encuentre.