24 de septiembre de 2013

Scott Pilgrim's Julie Powers

 Yo me enamoré de Julie Powers, no de Ramona Flowers



 Y empecé a ver Parks and recreation y wow se ve hermosa ahi.

18 de septiembre de 2013

Guillermo Fadanelli vs Jobito Panteras

 He cambiado. Ahora me doy hueva.

***

 Mis pasos ahora son siempre cautelosos.

 Extraño mi andar caótico.

 Y estrellarme.

***

 Recuerdo con vergüenza muchas de las pendejadas que hice. Es algo que de verdad me atormenta. 

 Y no tiene mucho sentido porque la mayoría de esas pendejadas probablemente no son recordadas por nadie. Algunas ni siquiera fueron notadas por nadie en el momento en que las cometí, ni nunca. Y sin embargo yo las recuerdo y sé que fueron pendejadas y me atormentan. 

***

 Mis pasos ahora son siempre cautelosos.

 Tibios.

***

 No sé si alguna vez escribí esto en el blog. Lo más probable es que no.

 Yo había leído un par de libros de Guillermo Fadanelli. Estaba fascinado. Total que vi en el periódico o en alguna revista que estaría dando una presentación. Fue en un edificio viejo del centro, que durante un tiempo se llamó LARVA. Creo que ahora tiene otro nombre. 

 Habían unas treinta personas en la presentación. El lugar es grande. Me compré un seis de cervezas en un oxxo y luego busqué un asiento. Yo era el único que estaba bebiendo. ¿Por qué estaba bebiendo? ¿Para verme cool frente a uno de mis escritores favoritos?  Muy probablemente. Así estaba de estúpido. 

 Acompañando a Guillermo Fadanelli estaba Antonio Ortuño, un escritor que hasta entonces yo desconocía. Ahora lo conozco. Hablaron de John Fante, un escritor que hasta entonces yo desconocía. Hablaron de más escritores que desconocía y que sigo sin conocer. 

 Mientras hablaban yo bebía. Y me emborraché. En realidad yo me emborracho con muy poco. 

 Se terminó la presentación. Compré Te veré en el desayuno para que me lo firmara. Cuando me acerqué a él con dicho propósito, recordé una historia que había leído varias veces en internet. La historia decía que Guillermo Fadanelli y Heriberto Yepez estaban bebiendo en la mutualista., que llegaba entonces Jobito Panteras (vocalista de Los Garigoles) y Fadanelli se le dejaba ir a golpes. 

 Le pregunté por la veracidad de la historia. Me respondió no, creo que no ¿quién es, eh? Le dije que era el vocalista de los garigoles. Me dijo, no, me he peleado en muchos bares pero nunca en la mutualista y nunca con quien dices. Otro muchacho que se había acercado al mismo tiempo que yo a que le firmaran el libro, dijo emocionado, entonces es una leyenda urbana. 

 Al principio me sentí un poco decepcionado. Luego caí en cuenta que la historia era un cuento. Alguien escribió un cuento utilizando personajes reales. Reales y del undeground. Y que además ese cuento había sido tomado por real por varios ilusos como yo. Me pareció algo realmente genial. 

Todavía borracho abandoné el lugar. Traía el carro de mi mamá. En la esquina para cruzar Hidalgo me encontré con Antonio Ortuño acompañado de quienes supuse eran su esposa e hijos. Le hablé. Le dije que no había leído nada de él pero que lo haría. Le di la mano. 

 En el carro de mi mamá me dirigí a la casa de Lidia. Tenía un par de semanas que me había cortado. Que me había cortado para andar con otro. Llamé a la puerta. Me abrió su papá y me dijo que no estaba. ¿Qué no le hablaste antes de venir? Adiviné que estaba con el otro y me sentí triste y humillado. Agradecí y me fui. 

***

 Esa noche, Lidia me llamó. Me dijeron que viniste, ¿qué pasó?

 No recuerdo qué le respondí. De verdad que no lo recuerdo. Recuerdo perfectamente todo ese día, pero no recuerdo qué le contesté. 

16 de septiembre de 2013

Una mujer buena

 Cada vez se me hace más difícil escribir. O mejor dicho expresarme escribiendo.

***

 Vi un vídeo dónde un sociólogo de la UNAM da su opinión de la reforma educativa. Utilizó una metáfora interesante. Decía que el sistema educativo era un camión destartalado circulando por una terracería. La terracería eran las condiciones del país. Que queríamos que el camión fuera más rápido y que solo con capacitar al conductor del camión esperábamos lograrlo. 

***

 En la empresa hay  una "consultora". Hace algunas semanas me hicieron pasar un día con ella. Fuimos a desayunar, luego a un par de plazas, compramos algunas cosas, me dio consejos y bla bla. Me dijo que no estaba bien que me pusiera a tomar con los electricistas. Y que me buscara una novia. Me imagino que lo dijo por las putas.

***

 Que me buscara una novia...

 Las mujeres... pues... no son mi fuerte. 

 ***

 Bárbara me gustaba. Era muy directa. Y muy buena. Ya me he metido con varias putas y de verdad que ella era diferente. 

 Si tuviera como amiga o novia a una mujer como ella sería muy feliz. 

 Creo que aprendí mucho de mi mismo a través de ella. Odiaría no volver a encontrarla.

***

 El otro día estaba viendo una película llamada Zombie Strippers. En una parte la bailarina dice que baila para hombres "emocionalmente atrofiados". Se me hizo muy cagado. 

***

 Bárbara decía que me merecía encontrar una mujer buena. 

 La cosa es que yo tengo esta idea:

 Una mujer buena no se merecería encontrarme a mi. 

2 de septiembre de 2013

Deudas

 Quisiera dar  a continuación mi opinión sobre el movimiento magisterial en México, sobre la amenaza de invasión de EUA a Siria, sobre el informe de gobierno de Enrique Peña Nieto, sobre la llegada de Gareth Bale al Real Madrid y la triste marcha de Özil (si el Real Madril me cagaba, con esas pendejadas me caga aún más).

 Quisiera pero no puedo. No estoy bien informado en ninguno de esos temas.

 Mi vida ahora se limita a pagar deudas. Deudas que adquirí cogiéndome a una prostituta. 

 Hace unas pocas noches soñé con ella. No es usual que sueñe con mujeres que conozco.

 Eso me lleva a preguntarme, ¿las mujeres desconocidas que aparecen en mis sueños son construcciones de mi mente o serán mujeres que veo en lugares equis y que se guardan en mi memoria de una forma no consciente?

 Retomando. No es usual que sueñe con mujeres que conozco. 

 Cuando Lidia me cortó, soñaba todos los días que seguíamos juntos, que no había pasado nada. Una puta tortura. 

 Pero bueno. Soñé con Bárbara. En mis sueños ella seguía siendo una prostituta. Pero yo era algo más exitoso de lo que soy (en realidad, mucho más exitoso de lo que soy). Tenía un departamento chingón al que llevaba a ella y a otra prostituta (una mujer que no conozco en la vida real) e intentaba cogérmelas. Pero no se me paraba. 

 Ya ni en mis putos sueños se me para. 

 Luego, en el sueño, nos bañábamos los tres juntos. La prostituta desconocida se largaba y yo cargaba a Bárbara hasta mi carro. Estábamos enamorados. En mi sueño.

 Hace tiempo Bárbara me pidió cuatro mil pesos para hacerse una cirugía plástica, según. Cuando vengas a León te lo recompenso, me dijo. Le dije que no tenía dinero y al poco tiempo me bloqueó de Whatsapp. 

 Que se vaya a la mierda, pensé. 

 ¿Qué prostituta teniendo un cliente dispuesto a ir a verla a otras ciudades y gastarse miles de pesos en ella lo borra nomas así? ¿Qué mierda tendrá en la cabeza?


***


 ¿Qué sigue para Alan?

 Hace poco hubo una "reestructuración" en el lugar donde trabajo, lo cuál, según, me dejó en un puesto más alto y con más responsabilidades. No te vamos a subir el sueldo hasta que te titules, me dijeron. 

 Váyanse a la mierda, pensé. 

 Tengo que trabajar y pagar mis deudas. Y entre más trabajo más deudas. Ropa, comida, diversión. Deudas. 


***

¿Qué sigue para Alan?

 Voy a ir a León. Varias veces si es necesario. Muchas veces si es necesario. Y voy a ir a todos los tabledances de la ciudad hasta que encuentre a Bárbara.

 No temo no encontrarla. Temo que ya nunca se me pare. 

 Voy a ir a Mazatlán y me voy a coger a la puta que me había gustado primero, a la que de verdad me quería coger antes de que Bárbara me engatusara. Claro, si se me para. 


***

 Ustedes pensarán amables lectores que qué patético soy al solo pensar en cogerme putas.

 Pero es que es muy divertido. Muy divertido.


***

 Cogerme a una teibolera era un sueño. Un sueño que ya cumplí.

 Tengo otros sueños. Igual los quiero cumplir.

 Creo que el próximo que me propondré cumplir es ir a Coachella. El próximo año.