18 de septiembre de 2012

9 de septiembre de 2012

En mi nuevo trabajo

 Total que estoy haciendo mi nuevo trabajo realmente mal. Estoy muy estresado y me siento bastante inepto y poco preparado. Es bastante humillante que me estén regañando.

 No me preocupa que me lleguen a correr. De hecho creo que me preocupa más quedarme. 

 Creo que soy una persona bastante voluble y estar bajo presión me altera en todos los aspectos de mi vida. Definitivamente creo que la ingeniería no es lo mio. 

 Desafortunadamente no tengo un plan B. 

2 de septiembre de 2012

La señora que me estaba tirando

 Pues ya por fin tengo un trabajo de ingeniería y está siendo demasiado para mi. Además de que me están pagando muy poquito bajo el pretexto de que no tengo experiencia, lo cual es cierto y pues sí, estoy aprendiendo muchísimo, pero también me estoy estresando mucho y eso no está tan chido. Pero pues sí me da algo de orgullo decir que estoy en ingeniería de proyectos aunque soy como una especie de becario. 

 Sigo yendo al quick learning y pues ya voy en un nivel mas o menos alto y todavía no me parece que sea la verga en el inglés ni que esté cerca de serlo. Y me está saliendo carísimo pero ya qué. 

 Y ya subí muchísimo de peso otra vez, tengo un papadón bien incomodo y los pantalones ya me aprietan bien culeiro. Necesito hacer ejercicio y dejar de tragar como cerdo. El pedo es que luego no como hasta que regreso de la oficina y pues llego con un chingo de hambre a la casa y trago a lo pendejo. Y para hacer ejercicio tendría que levantarme antes de las 5. Ya veré que pueda hacer. 

 En viejas, pues neh, cotorreo dos tres morras por facebook. La doña que me tiré en mi trabajo anterior sigue chingandome y mandándome sus pinches mensajes según ella sexosos pero está bien pendeja. Ya vieja ridícula, mejor ponle atención a tus hijos, me dan ganas de decirle. Neta que esa vieja era una mamada. Me acuerdo que cuando fue el día de las madres muchos le pusieron en su facebook que era muy especial y buena madre y la chingada. Juar juar, qué chingados.

 Por cierto esa mujer besaba realmente mal. Uno pensaría que con tanta "experiencia" sería buena, pero ni madres. Y la verdad no estaba nada chida, me pasé de verga.

 Lo que más me cagaba era que me dijera que me amaba y que me mandara en sus mensajes "mi amor". No mames cómo me encabronaba. Y pues yo le decía que no mamara que como me iba a amar que no inventara pendejadas y me salía con que yo era un morro y que no sabía nada, que por favor no me atreviera a cuestionar sus sentimientos que ella estaba muy segura y la chingada.

 Total que el día que yo renuncié, salió con la mamada de que si yo me iba ya no tenía caso estar ahí y renunció también. Traté de hacerla entrar en razón pero pues no hizo caso. No sé qué chingados esperaba que pasara.

  Los días subsecuentes me estuvo mandando mensajes de "mi amor te extraño muchísimo" y sus pendejadas. Le respondí "no me digas así, me vas a meter en problemas". Y ya no me volvió a decir mi amor, pero me seguía hostigando hasta que ya no le respondí. Lo último que supe es que se la estaba cargando la verga porque no encontraba trabajo.

 Pues ni pedo, la verdad que está culero pero pues yo no tengo la culpa de que se haya engañado a si misma. Me acuerdo que una vez me estaba chingando con que yo no tenía los huevos para mandar a todos a la chingada y aceptar que "la amaba". Siempre que salía con una de esas mamadas pues me veía yo en la necesidad de volver a poner las cosas en claro y ya según ella se agüitaba y se iba a llorar.

 Todos los compañeros de trabajo y hasta algunos amigos a los que les conté la situación creían que estaba enamorado de ella o que tarde o temprano terminaría enamorándome. "Una cogida más y te vas a encular", me decía por ejemplo pescadito. Juar juar, bitches please, pensaba yo.

 Debo aceptar que después del patético episodio que viví enamorándome de mi última novia y todo lo que me arrastré (nunca más), me siento muy bien de haber vuelto a ser el culero en una "relación".