31 de enero de 2009

Dogville

Dogville es una de mis peliculas favoritas. Es al principio ñoña, luego cruda al punto de provocar coraje y cuando se enfila a un desenlace ñoñisimo, cambia el rumbo y éste termina siendo de lo más chingón. Por eso me gusta tanto, por el final. También por Nicole Kidman, se ve muy guapa.


Si no la han visto, pues se las recomiendo.

25 de enero de 2009

Pescadito, mugronso y yo

Me acuerdo cuando mugronso estaba en el CETI. Era la onda. Nos conocimos en Matématicas II: Cálculo diferencial e integral, con Ana Maria. Llegué a la clase y estaban pescadito, a quien yo ya conocía pues habíamos llevado Sociales I en el mismo salón, y el mugronso en una esquina del salón. Me acoplé, al poco tiempo me invitaron a Maruata, pero no fui por falta de feria. Entablamos una gran amistad cimentada en el alcohol.

Pisteabamos en el estacionamiento, siempre los tres, de vez en cuando algunos otros. Caguamas de sol brava. Luego nos ibamos bien pedos al wal mart de avila camacho y ah como nos divertiamos. No se como chingados no nos sacaban. Me acuerdo que una vez le lancé un balón de futbol americano a pescadito y despues corrí hacia el y lo tacleé. Y luego aquella vez en la que empecé a decir en voz excesivamente alta, no mamen vean ese culo, mientras señalaba los glúteos de una mujer que hacía fila en una de las cajas. Y mugronso y pescadito haciéndose pendejos, como que no me conocían.

Siempre comprabamos pan en el wal mart y nos sentabamos afuerita a ver viejas pasar y a esperar a que se nos bajara la peda.


Pescadito, mugronso y yo en el estacionamiento del CETI


Una vez fuimos a un concierto de banda, por invitación de mugronso, que era el único de los tres que sabía bailar esa mierda. Nos gastamos todo lo que traíamos en cerveza y luego robamos más cerveza, tibia, pero ya nos valía verga. Ya pedo el mugronso se ligó a una gordísima que terminó besandolo. Nos burlamos muchísimo en ese momento y por mucho tiempo después.

Un semestre ya no regresó al CETI. Lo han de haber dado de baja por pendejo pensamos. Nunca pasó mate II. Le llamamos a su cel y nos dijo que estaba en Tijuana trabajando y que ya se había comprado una camioneta. Andas en el narco, ¿verdad pendejo?, le preguntamos, te van a matar cabrón. Nel, estoy en una fabrica nos dijo. Ni madres, ha de andar de achichincle de un narco, dijimos entre nosotros. Pasame tu teléfono de allá, le dije, un día de estos te caigo.

Nunca lo visité en Tijuana. Regresó a Guadalajara. Métete otra vez al CETI le dijimos, pero no quiso. La última vez que lo vimos fue cuando fue a recoger sus papeles. A veces me habla en la madrugada para invitarme a pistear. No mames cabrón ya estoy jetón, no seas joto, me dice. Dice pescadito que a él también le habla a veces en la madrugada.